Categorías
Embarazo

Qué es el plan de parto y cómo se rellena

Qué es el plan de parto y cómo se rellena

Cada hospital tiene unos protocolos distintos a la hora de atender un parto. Incluso en un mismo hospital, equipos profesionales pueden tener formas distintas de atender un parto. Por este motivo existe el plan de parto.

A continuación te explicamos qué es y cómo se rellena el plan de parto.

¿Qué es el plan de parto?

El plan de parto es un documento donde la mujer embarazada puede expresar cuales son sus deseos, necesidades y expectativas durante el proceso de parto y nacimiento de su bebé. En él puede reflejar cómo quiere ser atendida.

Lo ideal es preparar el plan de parto con semanas de antelación para poder pensar cómo deseas que sea cada punto. Lo ideal es presentarlo antes del parto a la maternidad que te atenderá el día del parto, aunque también es buena idea llevarlo contigo el día que estés de parto. 

El plan de parto tiene que ser respetado por los profesionales durante el parto. Por supuesto siempre puedes cambiar de opinión en algún punto durante el parto y hacérselo saber a los profesionales que te atienden.

¿Qué se pone en el plan de parto?

Acompañante

El día del parto necesitarás un buen acompañante que te de todo el apoyo necesario. Es probable que elijas a tu pareja, pero también es posible que te sientas más segura con una hermana, con tu mamá o con una amiga. En algunos hospitales el acompañamiento está limitado a una persona. En el documento podrás dejar por escrito quién será tu acompañante e incluso, si así lo deseas, puedes indicar quién no quieres que esté ese día rondando por la habitación.

Respecto al dolor

Existen muchos remedios distintos para aliviar el dolor durante el parto. Es momento de pensar cómo queremos que sea el parto. ¿Quieres dar a luz sin medicamentos para paliar el dolor? ¿O por el contrario, quieres evitar al máximo sentir ningún dolor? 

Algunos hospitales disponen de bañera, pueden ofrecer acupuntura, estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS), inyecciones de agua estéril o las opciones farmacológicas como la epidural o la walking (epidural que te permite caminar y moverte). Ten en cuenta que aunque con la epidural no notarás el dolor, se te privará de libertad de movimiento y el parto puede ralentizarse y complicarse. 

Lo ideal es que te informes de todas las opciones que ofrece el hospital donde parirás y si tienen alguna restricción de uso. Deja reflejadas tus preferencias en el plan de parto y recuerda que siempre puedes cambiar de opinión en el último momento. Si decidiste parir sin anestesia y durante el parto notas que la necesitas estarás a tiempo de cambiar de opinión.

Durante el parto

Algunos hospitales aún siguen algunas prácticas que a día de hoy están desaconsejadas. Como por ejemplo rasurar el vello púbico, poner enemas o realizar episotomía porque sí… Puedes indicar todo aquello que no quieres que te hagan durante el parto. Puedes elegir que no te administren oxitocina sintética o que no te pongan la vía en el brazo a no ser que sea necesario.

Y por otro lado, también puedes indicar aquello que sí quieres, como por ejemplo, elegir la postura en la que deseas dilatar, o en caso de necesitar correas que sean inalámbricas para tener mayor libertad de movimientos.

Indica también qué materiales te gustaría tener a tu disposición, ya sea pelota, cuerdas, espejos o cojines. Consulta cuales estarán disponibles en el hospital que elijas.

Después del parto

En este apartado deberás indicar cómo quieres que transcurra todo tras el nacimiento. Si no quieres que te separen del bebé o si quieres realizar piel con piel. Si no existen motivos de fuerza mayor, las dos primeras horas de vida junto al bebé son muy importantes para establecer el vínculo con él y para un inicio exitoso de la lactancia.

Sí así lo deseas déjalo por escrito, porque hoy en día aún hay muchos hospitales que al nacer separan a madre y bebé sin motivo justificado. Pueden realizar todos los controles y administrar la vitamina K junto a ti sin necesidad de llevarse al bebé de tu lado.

Del mismo modo puedes elegir cuándo cortar el cordón umbilical, si quieres dejarlo latir o cortarlo para donar la sangre, que lo corte tu pareja o acompañante. 

O si quieres encargarte tú de la limpieza y primeros cuidados del bebé o si por el contrario prefieres que sea el personal del hospital quienes se encarguen del primer baño del bebé.

Dónde descargar el documento de plan de parto

Puedes encontrar el documento listo para descargar el plan de parto y nacimiento en la web del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *