Categorías
Maternidad

¡Mi hijo me rechaza! El rechazo a papá o a mamá

Mi hijo me rechaza El rechazo a papá o a mamá

Llega un momento alrededor de los 2-3 años en el que los niños tienen muy claro con quien quieren hacer cada cosa. Para jugar, para sacarlo de la silla del coche, en el baño, para ir al parque… Y los padres nos lo podemos tomar muy a pecho porque lo vivimos como un rechazo. Muchos papás o mamás piensan “¿Qué he hecho mal? ¡Mi hijo me rechaza!”.

Mi hijo me rechaza, ¿es normal?

Esta es una fase totalmente normal por lo que no debemos preocuparnos. A continuación te lo explicamos con detalle para que entiendas qué es lo que está pasando.

Habrá épocas en las que los niños querrán a mamá para todo, y otras en las que querrá a papá. Es algo totalmente normal que suelen hacer la mayoría de niños en algún momento alrededor de los 2-3 años.

A veces puede intensificarse en momentos que son mucho más sensibles para el niño, como el nacimiento de un hermano, el destete, la retirada del chupete o el inicio escolar.

Para ponerte en situación: imagina ese momento en el que el niño está obcecado en que sea papá quien lo saque de la silla del coche mientras te dice que “¡tú no!”, y no hay manera de hacerlo entrar en razón… 

Debemos entender que esta fase suele ser cíclica. Durante un tiempo querrá que lo haga papá, y durante otro tiempo querrá que lo haga mamá. De hecho, antes de los 18 meses aproximadamente lo más habitual es que hubiese preferido siempre a mamá.

El rechazo es señal de su desarrollo cognitivo

En ese momento en el que el niño está eligiendo a uno u otro, es señal de que se está dando cuenta de que puede tomar sus propias decisiones. Y que puede elegir cómo le gusta que se hagan las cosas.

Este es un paso muy importante en su madurez y autonomía. Va relacionado con su desarrollo cognitivo y el desarrollo de su persona, es decir, del yo.

Y no significa para nada que antes estuviera mejor educado y ahora se esté volviendo un dictador tirano. Sino que antes simplemente aún no era capaz de tomar este tipo de decisiones. 

Y tampoco tiene nada que ver con a quién quiere más, si a mamá o a papá. Muchas veces esto es lo que más preocupa a los padres. Y algunos sienten una necesidad de competir con sus parejas para ver a quién de los dos quiere más su hijo.

No os obsesionéis con esto porque no es sano para vuestro hijo. Recuerda que os necesita a ambos y así como cada uno tiene un papel distinto también con cada uno tendrá una relación distinta con él.

Cómo actuar frente al rechazo de tu hijo

Si volvemos al ejemplo del coche en el que mamá está intentando sacar al niño de la sillita y este le dice la famosa frase “mamá tú no, papá” (o al revés).

Puedes tomártelo de dos maneras distintas: aceptarlo o forzar la situación.

Lo ideal es aceptar que en ese momento prefiere al otro progenitor, con deportividad, y dejar que sea el otro quien saque al pequeño del coche.

Lo que no se debería hacer es intentar forzar al pequeño a aceptarte, ni forzar las situaciones. Porque forzando, no se conseguirá que quiera más a quien está rechazando en ese momento, sino todo lo contrario

No se puede obligar a alguien a preferir a mamá o papá en un momento dado. Y si lo forzamos, lo único que conseguimos es que el niño se aleje todavía más de él/ella.

Si siempre se le intenta forzar, el pequeño acabará asociando a esa persona a malos rollos y emociones negativas. Y con esto solo conseguirás aún más rechazo o incluso que el problema pueda llegar a enquistarse. 

Si te sucede a menudo, intenta fortalecer la relación con el pequeño en otros momentos del día, en los que no te esté rechazando. De esta manera, la situación irá mejorando progresivamente y de forma natural.

Cárgate de paciencia y entiende que es una fase totalmente natural y que aunque hoy te rechace no significa para nada que no te quiera. 

1 respuesta a «¡Mi hijo me rechaza! El rechazo a papá o a mamá»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *