Categorías
Bebé

El bebé no quiere chupete, ¿qué hacer?

El bebé no quiere chupete, ¿qué podemos hacer?

bebe no quiere chupete

Antes de ser mamá siempre había escuchado a gente comentar sobre lo difícil que es sacar el chupete una vez el bebé se hace mayor. ¡Lo que no había escuchado nunca era lo difícil que puede llegar a ser conseguir que el bebé lo quiera!

A los bebés les gusta y tranquiliza succionar algo. Algunos padres se sienten tranquilos de que los bebés usen los pulgares o algún otro dedo. Otros en cambio, les preocupa que eso pueda afectar a los dientes y prefieren el uso de chupetes.

Pero no todos los bebés son iguales. Hay bebés que no tienen ningún problema para agarrar el chupete mientras que a otros son más reticentes y les cuesta más. Y también los hay que directamente lo rechazan a toda costa. 

Sea cual sea el caso, esperamos que este artículo te sea de ayuda si tu bebé no quiere el chupete.

Cuando no usar chupete

Primero de todo, queremos aclarar que el chupete no es algo necesario para un bebé. Los bebés pueden vivir perfectamente felices sin uno. El chupete es una herramienta que nos sirve más a los padres para conseguir momentos de tranquilidad y descanso.

■ Lactancia materna

Si estás amamantando a tu recién nacido, lo recomendable es que no utilices chupete hasta que el bebé haya aprendido a agarrarse al pecho adecuadamente y tengáis la lactancia perfectamente establecida. Esto suele ocurrir posteriormente al primer mes de vida. Si tu hijo tiene algún problema de agarre, frenillo u otro, consulta con una asesora de lactancia antes de ofrecerle el chupete, pues puede interferir con la lactancia y hacer que empeore. 

■ Recién nacidos

Los bebés cuando son muy pequeños y aún tienen pocos días o semanas pueden tener problemas para diferenciar entre cuándo quieren succionar para tranquilizarse y cuando tienen hambre. El reflejo de succión es innato y muy importante porque es su manera de obtener alimentos. Si le das un chupete demasiado pronto puede que entonces no coma tanto. 

Hagas lactancia materna o artificial, lo ideal es esperar al menos unas semanas para asegurar que el bebé crece sano y con buen apetito antes de darle un chupete. 

Lo que es normal con el chupete

■ El bebé no se agarra bien al chupete

Es muy habitual que los bebés que son amamantados no cierren bien la boca al agarrar el chupete o abran demasiado la boca. Y es totalmente normal, ¡están acostumbrados a succionar un seno! Por lo que en cuanto se les coloca algo abren mucho la boca como si quisieran agarrar el pecho. Es normal que lo sigan haciendo hasta que aprendan y se den cuenta que solo necesitan chupar la tetina.

■ Acepta el chupete durante unas semanas y luego el bebé no quiere el chupete más

No te sorprendas si aunque al principio se muestre entusiasmado con la idea del chupete, de golpe lo abandone sin previo aviso y no quiera saber nada más de él. Algunos bebés lo hace, aunque no te preocupes, no quiere decir que más adelante lo acepte de nuevo.

Ideas para que el bebé quiera el chupete

Distintos chupetes: existen muchos tipos de chupetes. Distintos materiales, formas, tamaños. Prueba con distintos tipos de chupete antes de tirar la toalla.

Distintos momentos: ofrécele el chupete en distintos momentos del día. Justo después de que el bebé termine de comer suele ser un buen momento. También cuando comience a tener sueño. Chupar algo puede ayudar a que se duerma y succionar en ese momento es más un reflejo que una acción consciente.

Caliente o frío: intenta calentar el chupete bajo el grifo con agua caliente antes de ofrecerlo. Si caliente no lo quiere, prueba a dejarlo en el refrigerador y ofrecerlo frío.

Con un poco de leche: coloca unas pocas gotas de leche en la tetina del chupete en el momento de ofrecerlo. 

Mueve el chupete: una vez esté en la boca del bebé muevelo un poco suavemente, como si quisieras sacarlo. Muchos bebés suele reaccionar a este movimiento succionando con más fuerza para agarrarlo bien y que no se escape.

Tócale la nariz: esto no funciona en todos los bebés, pero a veces la distracción de que les toques y acaricies la nariz les ayuda a succionar.

Deja de intentarlo: si no funciona nada, deja de intentarlo durante unos días o unas semanas. Quizás pasado un tiempo el bebé cambia de opinión y más adelante sí lo quiere. También es posible que nunca lo llegue a aceptar. No te agobies, es más común de lo que puedas pensar. En ese caso mira el lado positivo, ¡eso que os ahorraréis en un futuro cuando se lo queráis quitar!

Lo que no debes hacer nunca al ofrecer el chupete

No ofrezcas nunca el chupete cubierto de azúcar, miel u otras cosas dulces. Quizás es lo que hacían nuestras madres o abuelas, pero está totalmente desaconsejado.

La miel puede causar botulismo infantil y no debería ser ofrecida nunca antes del primer año de vida. Además, el bebé puede acostumbrarse al sabor dulce y esperar ese sabor cada vez que se le ofrece un chupete. Los bebés muy pequeños no deberían tomar azúcar pues su sistema digestivo puede que no sea capaz de manejar ese azúcar extra.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *